Skip to content

Claves para la educación financiera en casa

Padres ahorrando en una alcancía

Hemos visto cómo la asignatura de economía o finanzas se ha agregado a los planes de estudios de los colegios y poco a poco llegó a ser otra asignatura de relleno, ubicada al lado de las típicas materias que desde décadas anteriores nadie le ha puesto atención. Además, están basadas en términos matemáticos y teóricos que difícilmente pueden ser aplicados a la escala de un joven con mesada.

La idea es buena, educar a los jóvenes para que manejen conceptos financieros no está mal, pero ¿de qué manera lo están haciendo?. Esperemos, con la ilusión de padres, que no estén rodeando a los jóvenes con términos complicados y nombres memorables pero no distinguibles como Adam Smith, David Hume o el famoso Carlos Marx.

Frente a esta duda, una de las maneras en las que podemos asegurar la educación financiera es comenzando desde casa. Podría ser una práctica complicada porque se sumaría a los temas de conversación que deberíamos hablar con nuestros hijos y a esto sumemosle a que muchos de nosotros no sabemos a experiencia cierta sobre finanzas

Recordemos cuando entramos a este mundo de la adultez y de alguna u otra forma nos estrellamos; comenzamos a darnos cuenta que es una tasa de interés fijo o de mora, y a la vez que lo entendíamos, nos consumimos en el pago de nuestra primera tarjeta de crédito.

Sin embargo está comprobado que los jóvenes que manejan sus cuentas de ahorros tienen 6 veces más probabilidades de ingresar a la universidad y 4 veces más probabilidades de algún día comprar sus propias acciones de la bolsa. Entonces, el punto clave será que desde nuestro hogar pongamos la primera piedra para que los buenos hábitos financieros rodeen a nuestros hijos, estaríamos ayudándoles a que logren un futuro lleno de bienestar y oportunidades para que la experiencia con el dinero sea muy diferente a la nuestra.  

Padres viendo un computador portátil en internet

Hoy les traemos seis tips que te pueden ayudar para que la educación financiera comience desde casa

Así que, el reto es difícil, nosotros aprendimos de dos maneras; a punta de errores o comiendo libros y es obvio que los jóvenes no van a preferir dejar de jugar Xbox para comenzar a analizar cosas super aburridas y que creen que no tiene alguna relevancia. Por esto, hoy les traemos seis tips que te pueden ayudar para que la educación financiera comience desde casa:

Hazlos miembros: En las decisiones familiares que involucran dinero, hazlos partícipes. Dejalos que opinen sobre la compra de un carro, elegir el destino de un viaje o en algo tan simple como el mercado.

Educalos a su estilo: Busca una plataforma como Finzi para que tengas una herramienta que le pueda hablar a tus hijos en su mismo lenguaje, esto te ayudará a que ellos aprendan de manera divertida los términos complejos de las finanzas.

Creales un flujo de dinero: Dale mensualmente un monto de dinero acorde a tu presupuesto, invitalos a administrar responsablemente entres sus gastos y déjalos pagar algunas obligaciones, puede ser el pago de su plan de teléfono o alguna suscripción mensual que tu hijo tenga.

Genera responsabilidades: Asigna a tu hijo tareas fuera de los deberes del hogar y si tu hijo cumple estas tareas, recompensalo con dinero real. De esta manera aprenderá a que tiene las habilidades y oportunidades para ganar dinero.

Enséñale a ahorrar: Ayudale a tu hijo a crear su primer plan de ahorro, puedes comprar una alcancía o ayudarle a ahorrar usando la billetera digital de Finzi. Recuerda que dentro del plan de ahorro debes definir con él el monto final, el plazo de tiempo y el objetivo del ahorro.

Ayúdale a crear su primer negocio: puedes ayudarlo a desarrollar la mentalidad de emprendimiento, aprovecha las capacidades y gustos que ellos han adquirido e impulsalos a ofrecer un producto o servicio con tus vecinos o familiares.

 

Muchos de estos tips deben estar acompañados de un poco de creatividad, recuerda que nuestros hijos deben ver estos ejercicios como algo divertido y entender la relevancia de los mismos, por lo que debes ser estricto en las reglas, pero un amigo más en el desarrollo del juego. Aprovecha el tiempo libre y practica los seis tips, vas a ver que toda la familia se puede divertir, aprender y tener la satisfacción de estar ayudando al futuro de tus hijos.

Recuerda que los saberes y aprendizajes adquiridos en el colegio son un complemento a toda la educación que comienza desde casa, por lo que los buenos hábitos financieros, y los de la vida diaria, deben estar guiados por los padres. Hay miles de herramientas y trucos para que esto sea divertido, no olvides que la recompensa va a ser el bienestar de nuestros hijos.

Manos tomando una alcancía de ahorro

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en